Publicado el Deja un comentario

La ceguera del corazón

 

Hoy día nadie está siendo más desechado, a nadie se le está negando tanto el amor como al niño no nacido.

Sin embargo, bien sabemos que fue un pequeño aún no nacido quien reconoció

la presencia de Cristo cuando María acudió a visitar a su prima Isabel.

La criatura que Isabel llevaba en su vientre saltó de gozo ante la presencia de Cristo.
niño si a la vida

Debemos asegurarnos de que hoy en nuestros propios países, cada uno en el suyo, el niño es querido.

Debemos asegurarnos de que iremos, con María, en su busca, y de que no permitiremos que niño

alguno, que ningún niño no nacido, se  sintiera rechazado, no amado, olvidado, descuidado.

madre teresaritual_bebe

Estoy convencida de que el aborto es la mayor pobreza que cualquier país puede sufrir y experimentar.

Es Dios quien reclama a ese pequeñito.Y dice:

-Aunque una madre pudiera olvidarse de su hijo, yo no me olvidaré de ti.

Te tengo esculpido en la palma de mi mano. Ese pequeñito es imagen de Dios.

Dios lo ha creado para ser su amor, su compasión, su bondad en el mundo, lo mismo

que debemos serlo vosotros yo.

MADRE TERESA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *