Publicado el Deja un comentario

Día de la Iglesia Diocesana.

dia iglesia diocesana

Para celebrar la Eucaristía en el  Domingo, se manifiesta la Iglesia de Dios. Una Iglesia

que se hace presente en los más cercanos: en nuestro pueblo de nuestra tierra de Orihuela- Alicante.

 Hoy es la jornada de la Iglesia Diocesana que, con el lema  “La  Iglesia con todos, al servicio de todos”,

quiere hacernos más  conscientes del gozo de pertenecer a la Familia de Dios, a su Pueblo, que está “plantado”

en medio del mundo. Para que la Iglesia pueda seguir viviendo su vocación de servicio a todos, es necesario

que todos sus miembros estemos dispuestos a servir a nuestra Iglesia, y sentirnos responsables de su misión.

Muy pronto conoceremos la celebración del 450 aniversario de la creación de nuestra Diócesis.

450 años caminando juntos.

Damos gracias a Dios por el camino recorrido y seguimos mirando al futuro para vivir y proclamar nuestra fe

en las futuras generaciones. En esta Eucaristía,  tengamos presente toda nuestra realidad eclesial, para

encomendarla al Señor y para seguir caminando juntos guiados por la misma fe.

 

+EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 21, 5-19

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo:

–Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.

Ellos le preguntaron:

–Maestro, ¿Cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?

Él contestó:

–Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: “Yo soy”, o bien: “el momento está cerca”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá en seguida.

Luego les dijo:

–Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre: así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

Palabra del Señor.

2013-04-21 12.57.51

REFLEXIÓN

Cuando profesamos nuestra fe recitando el credo, decimos:

<<Esperamos la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.>>

Con  ello afirmamos la promesa que Dos nos ha hecho de un cielo nuevo y

una tierra nueva, en las que todo será restaurado desde la raíz.

Esta es nuestra  esperanza. Pero no se fija sólo en el futuro.

Lo que esperamos, desde que Cristo ha resucitado, está presente entre nosotros como primicias.

Son la semilla o los talentos que Dios ha depositado en nosotros para que los hagamos crecer.

Con la esperanza puesta en Jesucristo  resucitado, que El nos ilumine y nos dé fuerzas

para  mantener nuestra esperanza cristiana.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *